martes, 8 de octubre de 2013

Otoño.

Eres como este otoño que me atormenta con este calor que perdura en mi cuerpo, haciéndome creer que nunca lo echaré de menos, por insistente.

Me hace dudar cuando veo un poco de luz pensando que podré ir a la playa. Creyendo que me puedo bañar en ti con la misma libertad que en verano.
Y cuando menos lo espero, cuando más tranquila estoy en mi cama, comienzo a llorar. 
Comienza a llover, pero solo me dura un rato, el rato que tarda en cambiar mi humor, en cambiar el tiempo para volver a asfixiarme a mitad de la noche, recordándome que las hojas de los árboles se caen en otoño, pero eso no quiere decir que no caigan en otras temporadas.

 Y claro, el otoño ha venido,y no tardará en pasar. Lo hará desapercibido para todo el mundo menos para mi, es mi estación preferida, aunque me mate de calor cuando no debe, aunque me haga dudar, aunque me vuelva indecisa y de hoja caduca.

No hay comentarios: