jueves, 9 de marzo de 2017

Es en ti, amor.

Ahí, donde menos te lo esperas. Es en tu boca, ahí es donde quiero poner fin a cada uno de mis días. Es también ahí donde quiero amanecer, donde pretendo permanecer y donde quiero dormirme cuando me apriete el sueño, solo por volver a despertarme en ella.
Ahí, es en tu piel donde quiero marcar mi ADN a fuego muy lento. Ahí quiero firmar un seguro de vida que cubra tu tacto. Ahí es donde quiero crecer.
Ahí, en el centro de tu mirada. Es en tus ojos donde intento entender cómo alguien pudo inventar la palabra belleza mucho antes de que tú nacieras.
Es ahí en ti amor, el dónde. Es ahí en ti, el cuándo. Y es, en ti amor, el cómo.