jueves, 5 de julio de 2012

Gracias.

Normalmente de mañana no me da tiempo a pensar en jilipolleces tales como las que estoy pensando ahora. Suelo hacerlo cuando el sol cae o directamente de madrugada cuando mi siesta me dice que es hora de ir dejando nuestra relación, pero mira, una no manda en lo que piensa y no tengo más remedio que llevar a cabo estos pensamientos sean cuales sean y por más que os apetezca saberlos no los voy a mencionar.
Perdonad eh .

Solo quería tirar un poco las cosas que llevo dentro, empezar a escupir sin más miramientos.
Contarlo TODO para que ni la persona más insignificante de mi vida tenga dudas o pueda malinterpretar según qué reacciones. Pero me parece que es ahí donde prima la educación y los valores de cada cual. El saber dónde y cómo hay que contarlo TODO.

A día de hoy quería agradecer a esas personas que no se han separado de mí ni un segundo, que cada día se han molestado en preguntar como estoy y en prestarme su mano, su ayuda y todo lo que he necesitado.
Darles las gracias de todo corazón por el apoyo que he sentido, y pediros disculpas por querer llevarlo a cabo todo sola  y enfrentarme a situaciones difíciles sin querer meteros por medio, sin querer que nadie de los que me habéis apoyado os sintieseis dentro de esto.
Al fin y al cabo, esto únicamente es mío, únicamente es mi problema, problema que se ha podido resolver gracias a la verdad, y a vuestro apoyo.
Después de la tormenta llega la calma.
Solo una cosa más, nunca busqué que me creyeran o me apoyaran, porque eso es demasiado fácil,  no creáis que me afecta que según quién no lo haga, lo respeto totalmente y creedme que duermo exactamente igual de bien que si lo hiciesen.
Buen fin de semana.