miércoles, 13 de abril de 2016

Alguien que.

Llega un día en el que aparece alguien que no te importa que haya pasado sin llamar a la puerta , es más, es ese alguien en el que siempre habías pensado cuando dejabas la puerta entreabierta, esa persona que te hace cambiar todo, que hace que de repente de un giro inexplicable tu vida, quien es capaz de hacerte sentir cosas que ni tu misma sabías que se podían sentir, cosas en las que habías dejado de creer o cosas que ni sabías que existían.

Alguien que rompe con tus miedos e inseguridades, que te las arrebata y de repente te hace la mujer más feliz del mundo, sin importarle nada más que tu sonrisa, alguien que te coge de la mano y te lleva por todos esos caminos nuevos en los que ya florecieron las amapolas.

Alguien que te mira a los ojos haciéndote sentir dichosa de los suyos y afortunada por haberle encontrado.

Alguien a quien miras y sientes que da igual si se rompe el eje de la tierra, porque solo ese alguien es capaz de sostenerte con su boca.

Alguien que te mete en sus días como si fuese inevitable y ama cada movimiento de tu cuerpo, alguien que no te condiciona, alguien que se convierte en tu único propósito, en tu afán, en tu gran verdad,  alguien de quien por más que bebas , siempre tienes una sed tremenda de abrazos y mordiscos.

Alguien que convierte tus defectos en virtudes, tus cambios de humor los vuelve divertidos y hace que te rías de la vida y del reloj.

Alguien que ha conseguido hacer que te importe un pimiento todo aquello que no comprendes, todo aquello que te inquieta, porque fue llegar ese alguien , y de repente encontrarle explicación a todo, y desde entonces te das cuentas que si te alías a ese alguien, puedes con cualquier cosa.

Le amo, le amo de manera involuntaria, le amo como acto reflejo, inconscientemente, le amo como surgen las mejores cosas, espontáneamente, le amo de forma irracional y sin miramientos , sin compasión.

Y no me pregunto por que lo hago, ni me lo cuestiono, básicamente no me importa, solo sé que hacerlo es lo más bonito que me ha pasado nunca, solo sé que ese alguien es la respuesta a cualquier pregunta, que sus ojos son el laberinto más emocionante en el que me he podido colar , y sus manos el enigma de las mías.
Por todas estas cosas entre otras, como te decía, te amo, sencillamente.

No hay comentarios: