martes, 10 de mayo de 2016

Soñando

Me pasé toda una noche besándole la espalda, mientras acariciaba su nuca, y le decía al oído cuánto me gusta dormir a su lado.
Me decía suavemente que me quería, a lo que yo le respondía que le amaría eternamente, y que ojalá todas las noches fuesen como esa, luego, abrí los ojos, y comprobé que todo había sido un sueño.

No hay comentarios: