martes, 8 de mayo de 2012

Mírame.

Es lo único que te pido, que me mires a los ojos fijamente.
Mira en su profundidad y dime que ves en ellos.
Dime qué ves.
¿Un alma rota?
¿Que mis ojos lloran?
¿Que mis ojos gimen?
¿Ves lágrimas en ellos?
Dime que te están diciendo mis pupilas, mírame, ruego que lo encuentres.
¿Ves en ellos rayos de sol?
¿Ves en ellos un bosque espeso?
¿Ves en ellos un barco apunto de naufragar?
Vamos, venga,  míralos bien.
Intenta ver más allá.
No quiero que veas un ave que no puede volar, un pájaro con las alas rotas. Quiero que los mires y notes su melodía, que sientas como entonan tu vida cuándo se clavan en ti.
Cuándo tengas amor suficiente  solo me tienes que enseñar a que canten, a que no sea únicamente melodía, a que también sean palabras perfectamente entonadas.
Siento algo duro en el pecho, oprimiéndome. Es el corazón, con algunos golpes ya, pero solo te pido una cosa, que me mires a los ojos, que me mires a los ojos y me respondas.
¿Te vas a quedar aquí?
Devuélveme esa esperanza que ves que en mis ojos falta, empuja a éste ave que ya no recuerda como volar .
Mi voz a veces no es voz. Se convierte en cuanto se pronuncia en un eterno silencio, y mis ojos , los que ahora no puedes dejar de mirar, fueron infinitas cascadas. Este corazón, un corazón que se vuelve a arreglar y solo te digo una cosa, que todo ese es mi equipaje, no tengo nada más.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Tus ojos son los que impiden apartar los mios de tu mirada.
A veces tus ojos dicen mas de lo que puedo yo escuchar porque tus labios no se dignan a decirme lo que tus ojos me gritan hasta dejarme sordo...

Anónimo dijo...

te miré una vez a los ojos, clavándolos en los tuyos y desde momento son Mis Ojos los únicos que aparecen cuando cierras los tuyos.

en ellos encontré lo que nadie más ha sabido encontrar, el viento. Y como Yo conozco su nombre, el nombre del viento, lo llevo de la brisa al huracán, del frío al calor, del amor al deseo.

te volveré a mirar fijamente a los ojos, entraré en tus pupilas y todo lo que existe dentro de ellas sera Mío, las cascadas, los volcanes, el cielo eternamente azul, el ave, su luna y sua brillantes estrellas. desde ese momento tú nunca dejarás de mirar los Míos.

y te digo una cosa: Yo me quedo aquí, a tu lado, sobre ti... Porque tú eres lo que YO QUIERO

M

Mecheros dijo...

"Siempre se vuelve a escapar
¿No ves que está mal?"
y sea cuarta, o quinta vez,
ella lo vuelve a jurar.

M dijo...

Llorar jamás sirvió de tan poco.