martes, 17 de agosto de 2010

AUTOENGAÑO

Anónimo dijo...

me encanta tu blog.
una pregunta un poco generica, ahi va:
¿se puede engañar a uno mismo?
a ver si con suerte me repondes, un beso Antonia.

16 de agosto de 2010 16:26

No sería engañarnos, sería creernos nuestras propias mentiras.
Ocurre cuando niegas lo evidente , o le quitas importancia a lo que realmente te importa de verdad,cuando intentas ocultar lo evidente o te escaqueas de una discusión que venía siendo lógica.

También te engañas cuando te privas de decir abiertamente lo que piensas y lo que sientes,cosa que en la práctica puede resultar verdaderamente bueno, me refiero al decir lo que piensas y sientes, así como a mi , que de vez en cuando me da un gran ataque de sinceridad.
Te mientes si eres incapaz de reconocer un error, si eres arrogante,si estas continuamente acordandote de pasados logros tuyos, si te obsesiona tu imagen , y no aceptas ninguna crítica,te engañas si estás persiguiendo unos objetivos muy poco realistas o demasiado subrealistas mas bien,si tienes la necesidad de parecerte a la perfección,si tienes falta de empatía o si desconfias continuamente de los demás.

Hay que empezar a familiarizarse con la autocrítica,la objetividad, la prudencia,debemos cultivar confianza y empatía,debemos tomar conciencia de que todo es perfectible,tomate tu tiempo para pensar y reflexionar.

Nadie es perfecto, lo peor es ir despacio en el autoconocimiento.


Debemos ser lo que deseamos parecer.

*Un beso*

No hay comentarios: